NOTICIAS

En dos años, un empleado de Samsung robó más de 8.400 teléfonos

By  | 

Un empleado coreano llegó a robar 8474 teléfonos para luego venderlos, todo esto en el lapso de 2 años.

Los empleados de los fabricantes de teléfonos ven desfilar ante sus ojos miles de dispositivos, y ciertamente deben estar tentados en tomar uno. Este hombre parece que no se quedó con las ganas y sustrajo miles de teléfonos.

Un plan sencillo

El hecho ocurrió en las instalaciones de Samsung en Suwon, Corea del Sur. Un empleado de nacionalidad coreana logró burlar el sistema de seguridad y sustraer miles de teléfonos. Detenido por la policía, confesó haber robado no menos de 8474 teléfonos inteligentes. Un número impresionante cuando se sabe las estrictas medidas de seguridad que la marca posee.

Pero, ¿cómo llegó a pasar las medidas de seguridad? El empleado utilizó su discapacidad para burlar los controles de seguridad. Él escondía en su silla de ruedas eléctrica los teléfonos, de esta forma no estaba obligado a pasar el control de seguridad, que consisten en un escáner completo del cuerpo.

El empleado había comenzado a trabajar en la empresa en 2010, gracias a un programa de inclusión que contrataba a personas con alguna discapacidad. Él estaba a cargo del mantenimiento de equipos utilizados. Éstos eran usados por desarrolladores para hacer pruebas buscando mejoras en el software.

Un botín colosal

La marca se percató que los teléfonos con la designación  “no puede ser vendido” impreso en las baterías eran distribuídos en Vietnam. El hombre revendía los dispositivos robados para pagar una gran deuda que contrajo a causa de los juegos de azar. El valor total de todos los equipos robados asciende a 632 700 euros (más de 700 mil dólares). La pena que enfrentará el empleado aún no se conoce.

 

Redactor web, blogger de corazón, traductor e intérprete de profesión, músico al 75%, geek consagrado y cinéfilo a más no poder.

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *